CÓMO INSTALAR O REPARAR UNA CALDERA

Puede que alguna vez te hayas puesto en una situación en la que tuvieras que instalar y/o reparar una caldera en una vivienda. O puede que no. Es algo que no preocupa hasta que ocurre, por eso solemos desconocer cómo desenvolvernos en estas ocasiones. Puede convertirse en un momento realmente frustrante, pero aquí te damos una solución para ello. Tranquilo y respira, todas las explicaciones convenientes sobre instalación y servicio de asistencia de calefacción lo tienes aquí. Vamos a ello.

¿Con quién debemos ponernos en contacto para abordar la instalación de calefacción en nuestra casa o empresa?

Esta es la primera cuestión que debemos tener en cuenta. Es importante contar con una persona o personas que conozcan sobre instalación, reparación y mantenimiento de calefacciones. A partir de ahí podemos meternos de lleno en el problema que queremos solventar, o simplemente en cuál es el mantenimiento adecuado para no caer en errores. Ahora que llega el invierno, hay que estar preparados.

Existen, por supuesto, personas expertas y cualificadas en este tipo de sistemas. Puedes encontrarlos en diversas empresas del sector y ellas se encargarán de la instalación, reparación y/o mantenimiento de calefacciones. No pienses que la instalación es algo sencillo, el sistema debe basarse en una normativa vigente y cumplir determinados requisitos en cuanto a su distribución y ejecución. La ley también forma parte en esta ocasión y proporciona unas bases importantes en cuanto a la seguridad. ¿Lo sabías? Piensa que las calefacciones trabajan con electricidad y combustibles (como el gas).

Teniendo esto en cuenta, el experto al que decidas acudir será la persona responsable de agrupar los elementos pertinentes de forma acertada para formar un sistema completo que garantice seguridad, confianza, comodidad y eficiencia.Te estarás preguntando cómo saber quién es la persona indicada, ¿verdad? ¿Qué instalador será el mejor?

La habilidad para la ejecución, mantenimiento y reparación de instalaciones de calefacción corre a cargo de las empresas instaladoras térmicas, según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). Este es un sector que presenta un alto grado de profesionalidad, caracterizado por la formación desde las asociaciones profesionales. Además, son importantes los fabricantes de equipos y climatización, que también pueden realizar labores de reparación y mantenimiento partiendo de servicios técnicos oficiales.

Debes tener en cuenta que cada profesional cualificado para realizar sus actividades en el sector dispone de una acreditación que podemos solicitar como consumidores. Esta acreditación certifica que el instalador o persona a tu disposición está dado de alta como empresa de instalación térmica, ya sea o no autónomo. Esto le posibilita trabajar en todo el ámbito nacional y nos da seguridad, ya que verifica por medio del Registro Integrado Industrial que es una persona cualificada que tiene su CIF y un seguro de responsabilidad civil. A lo que se suma que puede formar parte de una asociación en concreto o puede estar acreditado por una marca. El caso es que es importante tener sobre la mesa cualquier tipo de credencial que nos sirva como comprobante. Y, por supuesto, la realización de la factura pertinente.

Los fabricantes avalan generalmente a los instaladores si se trata de empresas pequeñas o de autónomos. Les interesa que realicen el trabajo de manera correcta y eficaz, lo cual asegura la calidad de sus equipos así como de aquellos expertos responsables. Ese aval consiste en cursos de formación continua. Se convierten en “instaladores de la marca”, siguiendo sus planteamientos y mecanismos pertinentes sobre los equipos que fabrican.

El instalador tiene la capacidad de instalar equipos adquiridos previamente por el consumidor o también puede suministrar e instalar los componentes necesarios para solventar los problemas o peticiones del cliente como pueden ser tuberías o calderas, entre otros. Aunque lo más habitual es que los profesionales suministren sus propios componentes para realizar las tareas. Si lo piensas, es más fiable conocer el producto a fondo, para evitar posibles inconvenientes. El instalador debe realizar y legalizar la instalación y asumir, en términos legales, la garantía de la misma.

Puedes consultar diferentes instaladores para conocer cuál de ellos se adapta mejor a tus necesidades y cuál puede proporcionarte una mayor calidad y confianza en los resultados. Valora su conveniencia por rapidez, profesionalidad o cercanía, que también influyen bastante, y tú decides lo que más te convenga dependiendo de la situación. Hay instaladores de aire acondicionado, energías renovables, calefacción, especializados en fontanería o gas e instaladores sanitarios. Te interesará conocer las valoraciones de otros consumidores, puedes hacerlo a través de internet e incluso puedes contactar de esta manera con algunos de ellos. ¡Infórmate a cerca de sus ventajas y presupuestos!

¿Recuerdas que hemos hablado sobre los avales anteriormente?

Una de las funciones principales de las asociaciones que avalan la profesionalidad de los instaladores es asegurar que el experto realiza profesionalmente sus actividades y mantiene la calidad del producto y la marca en todo el territorio. Para ello cuentan con una formación continua que ofrecen por medio de centros de formación especializados en diversas acciones en las que el instalador deberá desenvolverse. Esto se traduce en una garantía de calidad para el consumidor final. Los expertos tienen la necesidad de certificar su desarrollo de instalación, por lo que adquieren una gran responsabilidad proveniente de la Directiva ErP, sobre Regulación de productos que consumen energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *