DI SÍ AL GAS NATURAL

El uso del Gas Natural es, a día de hoy, una buena opción. ¿Sabías que la probabilidad de decantarnos por ella y salir mal parados es mínima? Existen varias razones por las que el Gas Natural es beneficioso y ventajoso, por ello estamos aquí. En el post de hoy queremos enseñarte 5 de esas razones que harán que te decantes por usar el agua caliente con Gas Natural.

  1. Su eficiencia: Es importante destacar que el Gas Natural es una energía limpia y menos contaminante que el gasoil. Además, el rendimiento es mucho mayor. Mientras que en el gasoil es de un 80%, en una caldera de condensación hablamos de un 98% de rendimiento. Es decir, un 18% más que marca su eficiencia. Así, es innecesario emplear un acumulador de agua caliente. Quizás te interese conocer también que el precio del Gas Natural es un 40% menos que el que supone el empleo del gasoil. Todo son ventajas.
  2. Paso de agua caliente sin interrupciones: ¿A quién no le gusta disfrutar bajo el agua caliente después de un duro día de trabajo, nada más levantarse o simplemente disfrutar en cualquier momento del día? Seguro que estás de acuerdo con que es una experiencia bastante relajante que, sobre todo con la llegada del frío, no puede pasar por alto. Si no quieres que te sorprendan pequeños cortes de agua caliente, el Gas Natural es lo tuyo. Su uso permite tener a tu disposición el agua caliente a cualquier hora del día y también por la noche. Olvídate de que aparezca el agua helada.
  3. Temperatura constante: Siguiendo con el párrafo anterior, otros combustibles pueden provocar cambios bruscos en la temperatura del agua, lo que haría de tu momento de relax un auténtico suplicio. Con el Gas Natural puedes decir adiós a ese problema. Podrás emplear otros aparatos en casa al mismo tiempo sin modificar la temperatura del agua. No te preocupes si a alguien en casa se le ocurre poner el lavavajillas, podrás ducharte tranquilo.
  4. Ahorro al instante: ¿Quieres más sorpresas? Sencillez, economía y poco espacio son tres propiedades que diferencian el funcionamiento del Gas Natural de otros sistemas. No se puede pedir más. Ahorrarás, como mínimo, un 20% en consumo con estos sistemas de calderas de condensación. Además, es innecesario contar con un tanque de almacenamiento, por lo que te puedes olvidar completamente de un espacio para ello.
  5. Respeto con el medio ambiente: El Gas Natural es más respetuoso con el medio ambiente que cualquier otro combustible. Así que si esto es algo que te interesa, tendrás otro plus más añadido. Mientras que el gasoil emite 0,287 kg de CO2/kWh, el Gas Natural emite 0,204 kg. Pero, ¿cuánto CO2 podemos ahorrar al año a nuestro planeta con el uso del Gas Natural? Vamos a verlo:
  •  El uso del butano: Pongamos que empleamos o consumimos unas 12 bombonas de butano en un año. Eso equivaldría a 96,2 kg más de CO2 que el empleado en un consumo equivalente de Gas Natural de 1.744 kWh.
  • El uso de la electricidad: Un consumo anual de 1.341 kWh de electricidad equivaldría a 1.440 kWh de Gas Natural. Por tanto, emitiríamos 576,5 kg menos de CO2.
  • El uso del gasóleo: Si comparamos el consumo de 300 litros de gasóleo anual con 2.908 kWh de Gas Natural, la diferencia es de 334,8 kg, por lo que estaríamos generando menos CO2 al año.

Esperemos que estés de acuerdo con que el Gas Natural es la energía más ecológica, además de ofrecer comodidad. Estas 5 razones son la prueba de ello, no queríamos quedarnos nada atrás. Así que si quieres contribuir a una menor producción de emisiones, así como facilitar tu vida en cualquier lugar, ya sea particular o profesional, el Gas Natural es lo tuyo, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *